Trucos para ejercitar los músculos correctamente

¿Por fin has decidido ponerte en forma? ¿Quieres desarrollar tus músculos a nivel profesional y poder disfrutar de ellos en el próximo verano? Si la respuesta es afirmativa, seguramente ya te habrás apuntado a un gimnasio o te habrás comprado una de esas prácticas máquinas de musculación multiestación que te ayudarán a ejercitar varios músculos a la vez.

Ahora bien, antes de empezar es importante tener la máxima información sobre esas máquinas para no poder incurrir en ningún tipo de lesión en el futuro.

Te hemos preparado algunas consideraciones previas que deberías de conocer.

Ejercita tus músculos con estos consejos y evita lesiones

Calentamiento inicial

Dará igual sobre qué tipo de deporte estemos hablando, es de vital importancia haber calentado con antelación para evitar problemas. Los expertos recomiendan un calentamiento de unos 10 minutos por lo que esto nos va a bastar.

Nunca te saltes el entrenamiento pensado que no sirve de nada, o porque tengas poco tiempo; vale la pena perder esos 10 minutos y saber que nuestro cuerpo está preparado para dar lo mejor de sí.

Aprende a escuchar a tu cuerpo

Aunque es cierto que uno de los objetivos del entrenamiento es superarse, también es verdad que tenemos que aprender a reconocer nuestros límites. En el caso de que experimentemos dolor en cualquier parte, si nos encontramos fatigados, o cualquier otro tipo de problema, seguramente tendrás que enfrentarse a alguna lesión que puede afectar gravemente a tu salud.

Las máquinas tienen unas instrucciones específicas que se han de seguir a rajatabla. En el caso de no hacerlo, con casi toda probabilidad vas a terminar lesionado.

Entrenamiento adecuado para ti

Por ejemplo, si vas a empezar a levantar peso, asegúrate de que este sea adecuado al nivel del entrenamiento. No creas que por levantar más peso desde un principio vas a desarrollar músculos a mayor nivel, porque lo único que conseguirás es lesionarte.

En el caso de que veas que no puedes con el peso que has escogido, vale la pena reconocerlo y bajarlo. Ya llegará el día en el que lo podemos superar.

El objetivo es ir marcándonos retos a superar, pero siempre considerando ciertos límites.

Adapta tu cuerpo al entrenamiento

Para que el cuerpo experimente resultados reales es importante poder mantener el entrenamiento en el tiempo; de nada sirve hacer dos o tres días de entrenamiento extremo si luego lo dejamos sin más.

Es muy importante establecernos rutinas que seamos capaces de cumplir. Solo así empezaremos a notar que nuestros músculos se están empezando a desarrollar de la forma esperada.

Hidratación

Regla de oro del deporte: Hidrátate.

Los expertos aseguran que hay que tomar, como mínimo, 2 litros de agua al día. Un deportista probablemente tenga que consumir una cantidad mayor de agua.

Además, siempre toma nutrientes una vez que hayas terminado con el entrenamiento para regenerar tus músculos.

Y ahora que ya sabes todo esto, ya solo te queda entrenar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*