¿Por qué invertir en el servicio de suelo radiante?

En el post de hoy queremos hablaros sobre el sistema de calefacción de suelo radiante y comentaros algunas de sus principales ventajas y explicar un poco cómo funciona. Es uno de los sistemas más utilizados en la actualidad para conseguir calentar un hogar, y se caracteriza por ser un sistema que utiliza un método de distribución de energía térmica, lo que permite distribuir el calor por toda la superficie a través de calentar el suelo de un dormitorio, una casa o una estancia en general. Además, el mantenimiento de suelo radiante es prácticamente nulo. Existen varias posibilidades.

Suelo de calor eléctrico

Esta es la opción que más se utilizaba hace un tiempo, aunque con el tiempo ha quedado en desuso, principalmente porque utilizaba temperaturas tan altas que podía provocar diferentes problemas de salud.

Se trata de un sistema que se encarga de calentar el suelo de una casa por medio de la electricidad, a través de un cable introducido en su interior. Al funcionar con electricidad, es un sistema que resultaba algo excesivo económicamente hablando.

Suelo de calor por agua

Esta es la opción más utilizada, ya que es mucho más recomendable tanto porque no produce ningún problema, como porque se muestra como una opción mucho más económica. Funciona a través de un sistema de tuberías que pasan por debajo del suelo y por las que circula agua caliente a una temperatura entre 35 y 45 grados, consiguiendo climatizar el ambiente con una temperatura que puede alcanzar los 29 grados. Aunque una de sus principales ventajas es que al contar con una superficie mucho mayor, no se necesitan temperaturas demasiado elevadas.

Al ser un sistema que funciona a través de agua a baja temperatura, la eficiencia energética es mucho mayor, ya que apenas sufre pérdidas de calor, y se muestra como un sistema compatible con otros sistemas como la bomba de calor o la energía solar.

El suelo radiante funciona a través de diferentes sistemas de calentamiento. Estos son los más utilizados:

Calderas

Es un sistema compatible con todo tipo de calderas, aunque el rendimiento puede variar en función del combustible que se utilice.

Bombas de calor

Cualquier bomba de calor puede servir para disfrutar del suelo de calor. Bombas de aire-agua, agua-agua, geotérmicas… cualquiera de ellas ofrece un óptimo rendimiento y no tiene ningún problema ni de suministro ni de combustible.

Energía Solar

Es uno de los más recomendados principalmente porque sirve para apoyar al sistema de generación térmica. Permite disminuir su consumo sobre todo durante los días más fríos y permite que el mantenimiento de suelo radiante esa prácticamente inexistente.

Por lo que uno de los pocos inconvenientes de este sistema es que no destaca principalmente por ser excesivamente rápido, en comparación a otros sistemas de calefacción como radiadores o placas eléctricas entre otros, que comienzan a calentar en el momento en el que se conectan.

En el caso de los suelos de calor, quizás tarden demasiado en calentar cuando comienzan desde cero debido a la limitación de temperatura. Pero una vez haya conseguido calentar el ambiente, consigue mantener el equilibrio y ofrecer la misma climatización durante mayor tiempo que el resto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*