¿Por qué es importante utilizar un calzado de seguridad en el trabajo?

Utilizar un calzado adecuado en tu lugar de trabajo es fundamental, y es que más del 25% de los accidentes ocasionados en los diferentes puestos de trabajo se producen directamente por no llevar una calzado de seguridad. Esto ha hecho que las empresas hayan tenido que realizar importantes desembolsos económicos para cubrir las diferentes indemnizaciones ocasionadas por problemas en los pies.

Lo cierto es que en la actualidad esto está mucho más controlado, ya que en los últimos años los accidentes en los pies se han reducido en un 60%. Y es que estos accidentes en la mayoría de los casos surgen en ambientes de trabajo que presentan un entorno peligroso, y en el que los trabajadores deben pasar gran parte del tiempo de pie. De modo que las empresas han tomado nota, y por fin parece que empiezan a obligar a sus trabajadores a llevar un calzado de seguridad adecuado.

Llama la atención que los principales accidente no tengan que ver con las amputaciones, cortes, desprendimientos, etc. Sino que la principal causa por la que se producen los accidentes en el lugar de trabajo está relacionada con los resbalones, las caídas y los tropezones. Estos accidentes representan un total de unos dos millones de días de enfermedad por cada año.

Principales lesiones más comunes

Dentro de las lesiones más ocasionadas en los pies, hay algunas que destacan por encima del resto. Aunque suelen variar dependiendo del puesto de trabajo de cada uno, te puedes hacer una ligera idea.

Una de las principales lesiones tiene que ver con los pies aplastados, los huesos rotos y las diferentes amputaciones que se han producido tanto en los dedos como en los pies. Estas lesiones se suelen producir en lo general en trabajos que están directamente relacionados con actividades de construcción, así como de explotación litoral o forestal, pesca, actividades de fuerza…

También son comunes al hablar de lesiones en los pies, los cortes y los dedos rotos. Cuando ocurre esto, lo más seguro es que se deba a trabajar aparatos que cortan y que necesitan un especial cuidado.

Las quemaduras también son uno de los problemas principales, y es que las personas que trabajan con productos químicos, funden metales o tienen que lidiar con diferentes materiales inflamables o de riesgo de explosión, acostumbran a sufrir constantes lesiones tanto en los pies, como en las diferentes zonas del cuerpo. Por lo general, estos trabajos están relacionados con la minería, los metales o la elaboración y manipulación de productos químicos.

Por supuesto, al hablar de lesiones en los pies no nos podemos olvidar de los convencionales esguinces y a las fracturas de huesos. Para producirse una lesión de este tipo, no es necesario forzarlo demasiado, ya que con que el suelo esté resbaladizo puede ser suficiente. De modo que hay que llevar mucho cuidado y prestar atención a la superficie. Lo mismo ocurre en zonas que no cuentan con demasiada luz o que hay mucha gente. Estas lesiones le pueden afectar a cualquier, ya que no necesitas realizar ningún trabajo específico. Cualquiera puede torcerse el tobillo subiendo unas escaleras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*