¿Por qué navegar en el mar mejora el estado de ánimo?

Seguro que en más de una ocasión habrás escuchado que las personas que acostumbran a navegar por el mar disfrutan de un mejor estado de ánimo que las personas que no lo hacen habitualmente. A priori parece una broma, pero lo cierto es, según los expertos, que esta es la realidad, y que está comprobado que las personas que navegan se sienten mejor que las que no.

Nosotros para tenerlo más claro hemos consultado con Estupenda Náutica para que nos cuenten el porqué, y a continuación lo vamos a compartir contigo. Toma nota.

Libera el estrés

Lo primero que hay que decir que navegar es uno de los mejores ejercicios para liberarse del estrés y mostrarse más relajado, sin ninguna duda. No hay nada como después de un día ajetreado en el trabajo que parece no acabar nunca, montarte en tu barco y salir a navegar, mientras disfrutas del mar y del viento en la cara, y de la libertad que te ofrece la navegación.

Relaja la mente

Navegar también relaja la mente, tanto por el sonido de las olas, el cual es terapéutico, como por el movimiento que genera. Está comprobado que en el momento en que te montas en el barco y sales al agua, automáticamente tu cuerpo lo nota y tú también, lo que te hace sentirte mucho más relajado y despreocupado por todo.

Favorece la concentración

También hay que decir que navegar favorece la concentración, ya que a la hora de salir a navegar, es importante tener alerta los cinco sentidos para que puedas navegar tranquilamente y sin ningún problema. De hecho, muchos expertos recomiendan navegar un barco como ejercicio para fomentar la concentración, y es que es más complicado de lo que parece.

El cerebro descansa

Al navegar por el mar, entran en juego el aire en la cara, el sonido de las olas y el infinito cielo azul, factores que favorecen que nuestro cerebro descanse y deje a un lado las preocupaciones y pensamientos que rondan a su alrededor. Mientras navegas, el tiempo pasa más lento, y tú te sientes como si estuvieras en una nube, suspendido en el aire y disfrutando de las buenas vibraciones que te ofrece.

Piel más suave

Navegar también ofrece beneficios corporales, permitiéndonos disfrutar de una piel más suave, protegida y firme. Esto se debe a que mientras navegas, el agua del mar choca en tu rostro, y el agua del mar es muy rica en sal, una sustancia que permite restaurar la barrera natural de la piel, favoreciendo su hidratación y, por tanto, más suave y lisa.

Fortalece las articulaciones

También hay que decir que navegar fortalece las articulaciones enormemente, tanto por la tensión que mantienes a la hora de conducir tu barco, como por los beneficios que te ofrece el mar a la hora de pegarte un baño. De modo que si tienes problemas de articulaciones, te recomendamos que pruebes la navegación. Los resultados serán más que apreciables.