¿En qué gastamos más cuando nos casamos?

Sin duda la boda es uno de los días más esperados de la vida de una persona. Un día para disfrutar con tus familiares y amigos, para comenzar una nueva etapa y para dar un salto de madurez con tu pareja. Pero también hay que comentar que es un día que requiere un fuerte desembolso económico para el que no todos están del todo preparados. No es de extrañar que cada vez esté más de moda realizar una boda hippie con la que puedas ahorrarte unos cuantos euros.

Los gastos de una boda son innumerables, y es que de hecho las bodas a día de hoy se muestran como un factor muy importante para la economía de cualquier país, debido principalmente a la enorme variedad de empresas, negocios, productos y servicios que participan en ellas.

Pero realmente, ¿en qué gastamos tanto cuando llega el día de nuestra boda? Presta atención y toma nota, a continuación te lo contamos.

Principales gastos de una boda

Los gastos de una boda son muchos, ya sea una boda hippie o una celebración por todo lo alto. Comenzando por el traje de novia y por la vestimenta del novio, así como con los gastos en peluquería y maquillaje, el desembolso comienza a aumentar enormemente a un ritmo vertiginoso.

Mención especial hay que hacer también a las alianzas, que aunque su precio variará en función de la calidad y del tipo de alianza que elijas, el gasto medio en nuestro país no suele estar por debajo de los 1.000 euros entre las dos alianzas. Si a todo esto le sumamos también el gasto de otros aspectos como la decoración floral, el alquiler de un vehículo especial, los tarjetones de invitación o el fotógrafo que contrates para la boda, realmente da ganas de echarse a temblar.

Ya llevamos un desembolso realmente muy a tener en cuenta, y todo ello sin pensar en el convite, en los invitados, luna de miel, etc.

Sin duda el banquete es el hueso duro y lo que supondrá el mayor desembolso. Según diferentes estudios, una boda con unos 200 invitados supondría un gasto medio que oscilaría entre los 16.000 y los 21.000 euros. Precios que no todo el mundo puede permitirse, por muy especial que sea el día de su boda.

Y cuando todo parece que ya ha llegado a su fin, todavía queda pendiente la luna de miel. Aquí las posibilidades pueden ser enormes, ya que todo dependerá del destino que hayas escogido y de la duración del mismo. Evidentemente la diferencia de hacer la luna de miel en nuestro país o viajar a un país exótico y paradisíaco es enorme. Aquí dependerá de las posibildiades de cada uno, y es que a todos nos gustaría irnos de luna de miel al Caribe o a los Estados Unidos, pero no siempre es posible, teniendo que conformarnos en muchos casos con pasar unos días en algún destino que no esté demasiado lejos y que no exija un desembolso que resulte excesivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*