Compré en internet y no he recibido el producto, ¿qué puedo hacer?

Esto es lo que debes de hacer si has comprado por internet y no has recibido el producto. También te vamos a enseñar qué medidas tomar para evitar ser víctima de las tiendas online que no cumplen con los plazos.

El comercio electrónico ha traído comodidad a los consumidores, por lo que no hay nada que negar en esto. La facilidad para poder elegir entre varios modelos, precios, poder recibir el producto en casa, ha hecho que dejemos de comprar en las tiendas físicas. Y esto no pasa solo con la electrónica. Compramos ropa, accesorios, artículos deportivos, electrodomésticos y hasta la comida por Internet.

Las tiendas, a su vez, tienen que cumplir con las normas vigentes en sus estados y sobre todo tienen que seguir las reglas del Código de Consumo. La compra de objetos entre las personas y las empresas (B2C) o de negocios y empresas (B2B), están reguladas por el código de consumo o bien por el código civil. Por lo tanto, podemos exigir nuestros derechos.

Compré en Internet y no he recibido mi producto, ¿qué puedo hacer?

Nada es más incómodo que el período que existe desde que compras un producto online y la llegada de este y ver que no llega nada. Yo al menos no suelo tener problemas con esto, puesto que siempre pido el código de seguimiento del producto.

Bueno, pero si el producto no llega, ¿cómo debemos de proceder?

En primer lugar debes ponerte en contacto con la empresa a la que le hiciste la compra y solicitar la devolución del dinero de dicho producto. Anota información importante como el protocolo de servicio, la fecha y los tiempos de llegada, puesto que estos son cruciales. Este primer contacto con la empresa es importante, después de todo, por nuestra parte se nota que estamos intentando resolver el problema de manera sencilla y pacífica o también puedes cancelar la orden y exigir la totalidad del importe pagado.

El proveedor está obligado a tener el control sobre su actividad y, por tanto, sólo debe establecer plazos y requisitos de entrega que puedan servir, bajo pena de tener que compensar al consumidor en caso de que no llegase el producto en plazo.

Otro consejo es pagar siempre a través de plataformas de pago seguras como PayPal, el servicio de pago en línea que promete de una forma cómoda y segura mover dinero en su red de ventas. El sitio funciona como un monedero digital que utilizan más de 123 millones de personas en más de 190 países.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*