Cómo hacer un uso eficiente de la energía

Cuanto más grande sea una pérdida de energía, mayor será el precio que deberás de pagar por ella. Cuando utilizamos la energía eléctrica en el camino correcto, ahorramos en las facturas de electricidad y también ayudamos al país a preservar sus reservas ecológicas y en consecuencia la vida del planeta.

Hay 3 maneras de utilizar la energía de manera eficiente

Hábitos Inteligentes

Utilizando equipos eléctricos correctamente, como se indica en los manuales.

Equipos eficientes

Asegúrate al comprar un producto eléctrico o electrónico que el dispositivo consuma menos energía.

Smart Projects

Para reformar o diseñar tu casa, utiliza algunas soluciones creativas que puedan ayudar en la reducción de tu consumo de energía. Diseña entornos donde se utilicen mayor cantidad de luz natural, paredes pintadas en tonos claros y con un mejor aislamiento, ventilación adecuada, circuitos eléctricos de buen tamaño y busca una forma de calentar el agua adecuada a tus necesidades.

La empresa Avantforce nos da unos consejos para conseguir un mayor ahorro de energía. Empecemos con ellos:

  • Utiliza la ducha sólo el tiempo necesario para el baño. Los baños largos cuestan demasiado.
  • Limpia periódicamente los orificios de salida del agua de la ducha.

Para ahorrar dinero si utilizamos el aire acondicionado, debemos de tomar las siguientes precauciones:

  • Instala el aire acondicionado en un lugar con buena circulación de aire.
  • Mantén las puertas y ventanas cerradas, evitando que entre aire en el ambiente externo.
  • Mantén siempre limpio los filtros. La suciedad impide la libre circulación de aire y obliga al electrodoméstico a trabajar más duro.
  • Mantén el aire acondicionado apagado si vas a estar fuera de la habitación por mucho tiempo.

La iluminación representa entre un 15% y un 25% de tu factura. Evita tener la luz encendida durante el día y acostúmbrate a una iluminación más natural.

  • Abre las ventanas, cortinas, persianas y deja que la luz del día ilumine tu hogar.
  • Utiliza sólo lámparas de 127 o 220 voltios, compatibles con el voltaje de la red.
  • Limpia siempre las bombillas, lámparas y candelabros.
  • Cada entorno tiene que tener una iluminación adecuada.
  • En el cuarto de baño, cocina, lavadero y garaje, instala, si es posible, lámparas fluorescentes. Iluminan mejor, duran más y consumen menos energía.

El refrigerador representa entre un 25% y un 30% de tu factura. Instala el refrigerador en un lugar bien ventilado, lejos de fuentes de luz y calor, como estufas y hornos.

  • No utilices la parte posterior del refrigerador para secar paños y ropa.
  • Ajusta el termostato de acuerdo con el manual de instrucciones del fabricante.
  • Descongela y limpia con frecuencia la nevera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*