Coches eléctricos, mantenimiento y piezas de recambio

Que los coches eléctricos y los vehículos autónomos son la nueva revolución de la industria automovilística es algo que nadie puede negar. Pero, ¿hasta qué punto nos compensa el mantenimiento de estos coches? ¿Son las piezas de recambio más caras?

El tema de los repuestos de coches es un apartado sensible para muchos conductores porque, en muchas ocasiones, puede derivar en un gasto económico que puede poner en aprietos a más de una persona.

La premisa bajo la que se han creado los vehículos eléctricos es la de simplificar la conducción, eliminar por completo las emisiones de CO2 y mejorar la eficiencia energética de los vehículos. Lo que casi nadie dice es que los vehículos eléctricos también se estropean menos.

A pesar de que los coches tienen cada vez más tecnología integrada, lo cierto es que los fabricantes de coches están invirtiendo mucho dinero en que la reparación del motor sea algo puntual, o que las tiendas de recambios de coche no tengan problemas de stock si surge cualquier tipo de problema masivo como hemos visto últimamente con Honda o Volkswagen.

La ventaja principal de los coches eléctricos es que necesitan menos recambios de coche si se estropea algo. El motor tiene menos piezas, nos podemos olvidar de los filtros de partículas, de refrigeradores muy potentes o del silenciador del motor. El único problema de los coches eléctricos es la batería y los fabricantes se han encargado de que se pueda sustituir de forma rápida y limpia. 

Dentro de poco tiempo veremos que comprar recambios de coche online ha pasado de estar centrado en piezas del motor de combustión a los sistemas de conducción autónomos. Cámaras de infrarrojos, antenas para tener internet, neumáticos baratos o pantallas táctiles de grandes dimensiones son sólo algunas de las prestaciones a las que estaremos acostumbrados en menos de 5 años.

Otra de las ventajas de los vehículos eléctricos es que, como la mayoría de ellos integrarán un sistema de conducción autónomo, la eficiencia y la vida útil de todas las piezas del coche aumentará. Sin los malos hábitos de conducción y los errores humanos, es de esperar que el sector de los repuestos de coche viva una revolución más orientada a los accesorios que a los problemas técnicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*